Boletín
  Favorito Mapa del sitio Home E-mail Imprimir
 
  Acceso Intranet
  Usuario: 
  Clave: 
 
 
 
 

Documentos CEIS
 Volver
INMIGRANTES: EFECTO LLAMADA, EFECTO SALIDA

 Este verano, hemos sido testigos de eventos que han paliado para la prensa, la calma chicha en lo que a noticias se refiere. Una de esas noticias ha sido y lo está siendo; el problema de la inmigración y sus sujetos activos, los inmigrantes.

    Este fenómeno, como no podía ser menos, enfrenta a nuestros políticos en un mar de conceptos y terminologías, más encaminadas a las urnas que a la posible resolución del problema. Haciendo acopio de optimismo y análisis parcial, tenemos suerte; nos quedamos aquí, en Europa; en un debate puramente retórico. Pero la realidad a la que se enfrentan esas personas, las que componen el fenómeno inmigratorio no es puramente conceptual; sino de subsistencia básica.
    
La terminología empleada desde los palcos acomodados de los políticos occidentales, es discernir si la mencionada realidad es un “efecto llamada” por la regularización o por la sociedad del bienestar. Para mí, es una cuestión también de “efecto salida”. ¿Acaso los españoles de a pie, de la clase media estaríamos dispuestos a abandonar hogar, familia y amigos para embarcarnos en una aventura hacia lo desconocido en solitario? sinceramente creo que no.
   
Asumiendo que existe un efecto llamada por las causas que fueren, existe otro efecto salida, sin el cual dudo que se diera el primero. De ahí que tanto en cuanto no se afronte el efecto inicial y sus adláteres, guerras, hambre, miseria y enfermedades, seguirá el chorreo de personas en busca del paraíso occidental. Mientras tanto, cada vez nos servirá menos enajenarnos del problema, a los hecho me remito; la riada de indocumentados continuará y nosotros los ricos, seguiremos justificando nuestra posición, que dicho sea de paso, es correcto defenderla. Deberíamos hacer un esfuerzo de patriotismo universal que no fuese la indiferencia y la enajenación.

José Antonio Leal Pardo
Secretario de la Asociación Columbares
Octubre 2006



 Volver
 
 
  Privacidad Nota Legal